– Respetar lo estipulado en el Capítulo IV del Código de la Niñez y Adolescencia,

art.ículos 50 al 58.

– Evitar el uso de imágenes de niñas, niños y adolescentes para recrear (montaje)

historias de crónica roja.

Foto tomada de Internet

– Evitar el uso de imágenes de la madre, padre o familiares cercanos de las niñas,

niños o adolescentes involucrados en hechos de abuso y explotación sexual, violencia,

maltrato, accidentes y adolescentes infractores, porque ello permite su identificación,

lo que viola su derecho al resguardo de su identidad.

– Prescindir de imágenes de lugares o instituciones (colegios, escuelas, casa, etc.) que

posibiliten identificar a las niñas, niños o adolescentes involucrados en hechos de

abuso y explotación sexual, violencia, maltrato, accidentes y adolescentes infractores.

– Evitar el uso de imágenes de niñas, niños y adolescentes para atraer la atención

sobre hechos que no los involucran directamente, como inundaciones, pobreza,

desastres y falta de infraestructura.

Foto tomada de Internet

– En caso de ser necesaria una fotografía que posibilite la identificación de las niñas,

niños y adolescentes se pueden utilizar efectos de difuminación para respetar los

derechos de la niñez y adolescencia y sus padres.

– Tapar los ojos de las niñas, niños o adolescentes no es la mejor manera de

proteger su identidad. Es preferible utilizar recursos creativos como a contra luz, de

espaldas o usar efectos digitales (blur) para difuminar toda la imagen.

– Hacer círculos borrosos en el rostro de las niñas, niños o adolescentes los

criminaliza. Es preferible difuminar toda la foto.

Anuncios