Una mirada crítica al tratamiento informativo

Foto tomada de Internet

Aunque es evidente que en los últimos 20 años el país ha avanzado en materia de derechos y protección de la niñez y adolescencia, su reconocimiento como un sujeto social y el ejercicio pleno de sus derechos son aún grandes retos de las organizaciones públicas, privadas y de la sociedad civil en general.

Esta situación se refleja en el tratamiento periodístico que reciben los temas sobre niñez y adolescencia y los tipos de representación mediática de este grupo etario.

De acuerdo a los datos registrados en el monitoreo[1] que realiza la Agencia de Comunicación de Niñas, Niños y Adolescentes (ACNNA), desde marzo de 2010 hasta febrero de 2011, se publicaron 15621 piezas informativas, desagregadas en 12126 (78%) en prensa y 3495 (22%) en televisión. Este número representa tan solo el 7% del total de información difundida por los medios de comunicación.

La Farándula y los Deportes tuvieron mayor presencia, considerando que estos temas tienen espacios y/o secciones diarias e inamovibles en los medios de comunicación, no así la niñez y adolescencia.

Sociedad (34%) y Sucesos (13%) son las secciones donde aparece la mayoría de la información sobre este grupo etario.

La representación de la niñez y adolescencia en los medios de comunicación aún se encasilla en dos miradas: vulnerabilidad y objeto de protección. El 41% de las piezas informativas muestra a la niñez y adolescencia como víctima de transgresiones de derechos y el 29% como beneficiarios directos.

En ambos casos, se reduce a las y los niños y adolescentes a objetos que sirven para fomentar un periodismo de espectáculo, u objetos que permiten a las organizaciones sociales brillar por sus acciones. Con estos enfoques, el imaginario social que se alimenta es el de indefensión, vulnerabilidad y asistencialismo. Apenas el 11% de la información presenta a la niñez y adolescencia como sujetos de derechos proactivos e importantes en el desarrollo de la sociedad, que generan y exponen sus posturas, pensamientos y planteamientos.

El periodismo se enfrenta al reto de construir nuevos relatos sobre la sociedad, ya no desde la espectacularización o la lástima, sino desde el reconocimiento y la visibilización de diversos rostros y voces, entre ellos, la niñez y adolescencia.

Ingrid Bermeo

Agencia de Comunicación de niñas, niños y adolescentes

Anuncios